El oratorio vacacional 2016 en Ibarra

Con la presencia de niños, padres de familia, sacerdotes y animadores en el Parque Pedro Moncayo frente a la curia diocesana, se inauguró el pasado fin de semana la nueva edición del oratorio vacacional 2016, una propuesta educativa impulsada por Mons. Valter Maggi. Durante todo el mes de julio en las parroquias de la Diócesis, se desarrollará esta actividad con una variedad de actividades recreacionales teniendo presente el lema del oratorio de este año: “Todos a la mesa. No sólo de pan vive el hombre”.

Quinta edición
Desde hace 5 años, bajo el dinamismo de Mons. Valter Maggi se empezó en la Diócesis de Ibarra, esta propuesta educativa para las familias durante el tiempo de verano “a fin de que puedan vivir -niños y jóvenes- de manera distinta las vacaciones, dentro de la comunidad parroquial y de la comunidad apostólica. De esta forma en el propio ambiente donde viven los niños, a través de los juegos, cursos, dinámicas y coreografías son invitados a encontrarse con Jesús”, lo manifestó William Baird, delegado de la pastoral educativa y juventud de la Diócesis.

Lema
El lema escogido para este año es: “Todos a la mesa. No sólo de pan vive el hombre”. Se centra en la presencia de Jesús que se ofrece como alimento a través de su Palabra y de la presencia eucarística.

Es además el llamado tanto a los niños y jóvenes a descubrir el pan y el vino presente en los hogares; por eso es importante “que vengan –niños y jóvenes- a hacernos descubrir la belleza del comer, del comer sencillo. Pero sobre todo descubran que el uno para el otro somos el pan que Dios nos da. Y también descubran la belleza de la Eucaristía”, lo indicó Mons. Valter Maggi, durante el acto inaugural, efectuado en los atrios de la Curia Diocesana, frente al parque Pedro Moncayo de Ibarra.

Duración
El oratorio se desarrollará del 4 al 30 de julio y para este año los organizadores esperan sobrepasar el número de participantes. Los horarios son fijados por las mismas parroquias de acuerdo a las facilidades de los niños. Durante el período de inscripciones los niños reciben el kit del oratorio consistente en un canguro, al cancionero y la camiseta que lleva impreso el lema del oratorio, y en esta ocasión tanto en Kichwa como en español, teniendo presente la interculturalidad de la diócesis.

fuente: www.conferenciaepiscopal.ec

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios